¿Cómo se financiaron los viajes de Colón?

¿Cómo se financiaron los viajes de Colón?

2 millones de maravedíes españoles a usd

Entre 1492 y 1504, el explorador italiano Cristóbal Colón dirigió cuatro expediciones marítimas transatlánticas españolas de descubrimiento del continente americano. Estos viajes condujeron al conocimiento generalizado del Nuevo Mundo. Este avance inauguró el periodo conocido como la Era de los Descubrimientos, que vio la colonización de las Américas, un intercambio biológico relacionado y el comercio transatlántico. Estos acontecimientos, cuyos efectos y consecuencias persisten hasta el presente, se citan a menudo como el inicio de la era moderna.

Nacido en la República de Génova, Colón fue un navegante que navegó para la Corona de Castilla (predecesora del moderno Reino de España) en busca de una ruta hacia el oeste para llegar a las Indias, que se creía que eran la fuente de Asia oriental de especias y otros preciados bienes orientales que sólo podían obtenerse a través de arduas rutas por tierra. Colón se inspiró en parte en el explorador italiano del siglo XIII Marco Polo en su ambición de explorar Asia y nunca admitió su fracaso en este sentido, afirmando y señalando incesantemente supuestas pruebas de que había llegado a las Indias Orientales. Desde entonces, tanto las Bahamas como las islas del Caribe se denominan Indias Occidentales.

¿Cómo se llamaban los barcos de Colón?

Para descubrir el Nuevo Mundo Colón necesitó una reina y un buen banquero15 de abril de 2015El descubrimiento del Nuevo Mundo en 1492 requirió la persistencia de un explorador con visión, habilidad y buena financiación.    Cristóbal Colón se sentó en la biblioteca de su difunto suegro en Madeira, donde consumió conocimientos del mundo conocido y desarrolló su visión. Habiendo alcanzado un tenue título de nobleza menor a través del matrimonio, cimentaría su deseada posición social con un profundo descubrimiento.    Desde los catorce años, Colón había navegado por las rutas marítimas mercantiles de los genoveses, adquiriendo la destreza de un marino y la habilidad cartográfica necesaria para capitanear un barco en mares desconocidos.    Para alcanzar sus objetivos, a Colón sólo le faltaba un patrocinador y financiación.

Te puede interesar  ¿Cómo se luchaba en la Edad Media?

El descubrimiento del Nuevo Mundo en el siglo XV requería una asociación entre el sector privado y el gobierno.    Sólo un miembro de la realeza podía autorizar una expedición en busca de nuevas tierras o nuevas rutas comerciales en nombre de su reino.    La posesión de tierras bajo su bandera exigía que el noble defendiera el territorio, poblara la nueva colonia con sus súbditos y concediera derechos para comercializar las mercancías de la nueva tierra.      A cambio, la realeza recibía rentas, un porcentaje de las exportaciones y la primicia del oro y otros productos raros.    El explorador que realizaba el descubrimiento podía aspirar a ser nombrado gobernador real de la nueva tierra, lo que le daba derecho a un porcentaje de las rentas y las exportaciones.    Colón insistió en su propuesta a la reina de una España mayoritariamente unida, pero sin sus banqueros, la empresa no habría pasado de las Islas Canarias.

¿Qué buscaba Colón con su primer viaje?

Hoy es el Día de la Raza, lo que significa que hoy conmemoramos la llegada de Cristóbal Colón a las Américas el 12 de octubre de 1492.     Los empresarios reservan un tipo de asombro especial para este día.    400 años después todavía nos asombra cómo negoció el apoyo a lo que muchos consejeros de la época consideraban una propuesta cuestionable.

Los monarcas europeos del siglo XIV competían por el oro mediante el imperialismo y el comercio.    Colón propuso que, navegando hacia el oeste, descubriría una nueva ruta comercial hacia las Indias Orientales.    Era una propuesta con una recompensa: el lucrativo comercio de especias con Asia.

Te puede interesar  ¿Quién encontró el Arca de la Alianza?

Y, naturalmente, Colón propuso una recompensa personal por su riesgo.    En sus propuestas, Colón pedía un título (en una de ellas “Gran Almirante de los Océanos”), cierto nivel de dominio sobre las tierras que descubriera y una parte de los ingresos.    Nada del otro mundo.

Colón, nacido en Italia, solicitó primero al monarca de Portugal.    Esta era la opción natural: Juan II apoyó una propuesta similar de Bartolomeu Dias, que intentaba rodear el extremo sur de África.    Juan II envió rápidamente la propuesta de Colón a sus expertos.    Estos dijeron que había subestimado mucho la distancia.    Dias volvió con éxito y Juan II perdió el interés.

Dónde desembarcó Colón

Cristóbal Colón, un marinero genovés, creía que navegar hacia el oeste a través del Océano Atlántico era la ruta marítima más corta para llegar a Asia. Ignorando que el hemisferio occidental se encontraba entre Europa y Asia y suponiendo que la circunferencia de la Tierra era un tercio menor de lo que realmente es, estaba convencido de que Japón aparecería en el horizonte a sólo tres mil millas al oeste. Al igual que otros navegantes de su época, a Colón no le preocupaban las lealtades políticas; estaba dispuesto a navegar por cualquier país que le pagara el viaje. Ya sea por su arrogancia (quería que los barcos y las tripulaciones se proporcionaran sin coste alguno para él) o por su ambición (insistía en gobernar las tierras que descubría), le resultó difícil encontrar un patrocinador. Los portugueses rechazaron su plan en dos ocasiones, y los gobernantes de Inglaterra y Francia no estaban interesados. Con influyentes partidarios en la corte, Colón convenció a los reyes de España, Fernando e Isabel, para que financiaran parcialmente su expedición. En 1492, Granada, el último bastión musulmán de la Península Ibérica, había caído ante las fuerzas de los monarcas españoles. Una vez concluida la Reconquista y convertida España en un país unificado, Fernando e Isabel pudieron dedicarse a la exploración de ultramar.

Te puede interesar  ¿Cómo nace el cine surrealista?