¿Cuál es el animal sagrado de la cultura olmeca?

¿Cuál es el animal sagrado de la cultura olmeca?

Juguetes olmecas wiki

Desde el principio de los tiempos, el ser humano ha convivido con los animales, y juntos desarrollaron una dinámica de relaciones que se hizo cada vez más profunda y significativa. Después de haberlos observado, analizado, clasificado e incluso domesticado, llegó un momento en que las culturas prehispánicas comenzaron a dotar a estos animales de nuevas características y habilidades.

En el imaginario humano, los animales superaron los niveles más básicos y entraron en las categorías de criaturas con poderes sobrenaturales, manifestaciones de energías divinas o espíritus que protegían o destruían, entre muchas otras. Los animales en las culturas prehispánicas de México no fueron la excepción, por lo que comenzaron a ser dotados de nuevos significados e identificados como íconos y símbolos que pasarían a formar parte del ideario mágico-religioso de las culturas de nuestro país.

En la actualidad, seguimos siendo testigos de estos significados y del impacto que han tenido en la construcción de la cultura y el pensamiento colectivo de México. Vemos esta importancia plasmada en murales, pinturas, imágenes populares, películas e incluso artesanías, pero no siempre somos conscientes de su significado. Por eso vamos a hablar del papel de los animales en las culturas prehispánicas de México.

La civilización olmeca

La cultura olmeca prosperó a lo largo de la costa del Golfo de México desde aproximadamente 1200-400 a.C. La primera gran cultura mesoamericana, había estado en declive durante siglos antes de la llegada de los primeros europeos, por lo que se ha perdido mucha información sobre los olmecas. Conocemos a los olmecas principalmente por su arte, escultura y arquitectura. Aunque siguen existiendo muchos misterios, el trabajo continuo de los arqueólogos, antropólogos y otros investigadores nos ha dado una idea de cómo podría haber sido la vida de los olmecas.

Te puede interesar  ¿Quién encarno a Mata Hari?

A pesar de contar sólo con tecnología de la Edad de Piedra, los olmecas eran capaces de fabricar varios tipos de herramientas que les facilitaban la vida. Utilizaban lo que tenían a mano, como arcilla, piedra, hueso, madera o cuernos de ciervo. Eran hábiles en la fabricación de cerámica: vasijas y platos utilizados para almacenar y cocinar alimentos. Las vasijas y los recipientes de arcilla eran muy comunes entre los olmecas: literalmente, se han descubierto millones de vasijas en los sitios olmecas y sus alrededores. Las herramientas eran en su mayoría de piedra e incluyen elementos básicos como martillos, cuñas, morteros y muelas de mano y de metal utilizadas para machacar el maíz y otros granos. La obsidiana no era nativa de las tierras olmecas, pero cuando se podía conseguir, hacía excelentes cuchillos.

Historia de Mesoamérica

La misteriosa civilización olmeca floreció entre 1200 y 400 años antes de Cristo en la costa del Golfo de México. Aunque todavía hay más misterios que respuestas sobre esta antigua cultura, los investigadores modernos han determinado que la religión era de gran importancia para los olmecas.

Su primera ciudad importante, San Lorenzo (su nombre original se ha perdido en el tiempo), alcanzó su punto álgido en torno al año 1000 a.C. y estaba en franca decadencia hacia el año 900 a.C. La civilización olmeca se desvaneció en el año 400 a.C. Nadie sabe con certeza por qué.

Las culturas posteriores, como la azteca y la maya, estuvieron muy influenciadas por la olmeca. En la actualidad, poco sobrevive de esta gran civilización, pero dejaron un rico legado artístico que incluye sus majestuosas cabezas colosales talladas.

Te puede interesar  ¿Quién reina Kattegat después de Bjorn?

Al parecer, los olmecas tenían dioses, o al menos poderosos seres sobrenaturales, a los que adoraban o respetaban de alguna manera. Sus nombres y funciones -salvo en el sentido más general- se han perdido con el paso del tiempo.

El arqueólogo Peter Joralemon, que ha estudiado ampliamente a los olmecas, ha llegado a una identificación tentativa de ocho dioses. Estos dioses muestran una complicada mezcla de atributos humanos, de aves, de reptiles y de felinos. Incluyen

Dios solar olmeca

Es una gran pregunta. Los olmecas son una de las culturas más antiguas de Mesoamérica. Para estas obras específicamente, la asociación con los animales tiene un significado. Por ejemplo, los jaguares -los más grandes cazadores en la naturaleza- están ligados al poder, a la ferocidad y, por lo tanto, a la realeza.

Cualquier animal nocturno (como los búhos) está ligado al chamanismo y a la capacidad de ver y percibir el mundo del más allá. La mezcla de lo humano y lo animal, implica la capacidad única de moverse entre y encarnar tanto el poder de los animales como el mundo de los humanos. Los olmecas desaparecieron repentinamente, por lo que nuestra comprensión de su espiritualidad es algo limitada.

Estas estatuillas de jade están asociadas a la cultura olmeca, una de las civilizaciones más antiguas conocidas de Mesoamérica. Probablemente tenían una función ritual. El jade, o cualquier piedra verde, era muy apreciado en la región y se comercializaba a grandes distancias.  Cada una de las figurillas tiene aspectos únicos. La pequeña de la izquierda de la foto, por ejemplo, tiene cinabrio frotado.

La civilización olmeca (1400-400 a.C.) de la región de la costa del Golfo de México produjo pequeñas figurillas portátiles destinadas a fines rituales. Estas tres obras muestran los rasgos escultóricos olmecas característicos de un labio caído y una cabeza alargada y aplanada. La figura alada y la estatuilla de felsita reflejan la tradición olmeca de fusionar rasgos humanos y animales. Estas formas compuestas se relacionan con la capacidad de los chamanes, o especialistas en rituales, de transformarse en animales. Las alas representan las de un murciélago, asociado a la oscuridad del inframundo. La cola tupida y el gorro con orejas de felino de la figura sugieren un jaguar, animal sagrado venerado por su poder. La jadeíta y la felsita no eran nativas de los centros ceremoniales olmecas. Su adquisición era difícil y su tallado muy laborioso, pero eran materiales valiosos. El descubrimiento de la figura alada en Costa Rica indica la reverencia por la talla olmeca

Te puede interesar  ¿Dónde vivio Pipino el Breve?