¿Cuál es el espia más famoso de la historia?

¿Cuál es el espia más famoso de la historia?

Aldrich ames

Programa informático diseñado por el FBI para permitirle (en cumplimiento de órdenes judiciales) recoger las comunicaciones electrónicas de un usuario específico objeto de una investigación (con exclusión de las transmisiones de todos los demás usuarios).

Mecanismo o persona que se utiliza para crear un compartimento entre los miembros de una operación para permitirles pasar material o mensajes de forma segura; también un agente que funciona como intermediario entre un jefe de espionaje y otros subagentes.

Persona enviada por la agencia de inteligencia de su propio país que se acerca a una agencia de inteligencia con la esperanza de ser reclutada como espía para permitir una operación de doble agente con fines de recolección de información o desinformación.

Agencia de Seguridad Nacional; rama del Departamento de Defensa de los Estados Unidos responsable de garantizar la seguridad de las comunicaciones estadounidenses y de irrumpir en las comunicaciones de otros países; “No Such Agency”.

El Museo Internacional del Espionaje presenta el ingenio y la imaginación de los espías de la vida real con la mayor colección de artefactos de espionaje internacional jamás expuesta al público. Abarcando la historia del espionaje en todo el mundo, muchos de estos artefactos nunca han sido vistos por el público.

Nombres de espías famosos

La Ley de Espionaje de 1917 definía el espionaje como la noción de obtener o entregar información relativa a la defensa nacional a una persona que no tiene derecho a tenerla. La Ley convirtió el espionaje en un delito castigado con la muerte, pero siempre hay hombres y mujeres dispuestos a arriesgarse: por la patria, por el honor o quizá sólo por un poco de dinero rápido.

Te puede interesar  ¿Cuál es la religión de los griegos?

Ya sea que se hayan infiltrado en las filas del enemigo o que hayan hablado con dulzura de los detalles a personas descuidadas que ignoran todos esos carteles de “los labios sueltos hunden los barcos”, estos son los espías más notorios con las misiones de espionaje más exitosas de la historia, clasificados por las operaciones que desbarataron, el daño que causaron y las probabilidades que se presentaron en su contra.

Aldrich Ames es un veterano de 31 años de la CIA convertido en agente doble del KGB. En 1994, fue detenido por el FBI por espiar para los soviéticos junto con su esposa, Rosario Ames, que colaboró en su espionaje. Tras su detención y declaración de culpabilidad, Ames reveló que había comprometido las identidades de fuentes humanas de la CIA y el FBI, lo que llevó a algunos a ser ejecutados por la Unión Soviética.

50 agentes de la cia más importantes de todos los tiempos

Las agentes secretas y las espías femeninas llevaron a cabo algunas de las misiones más atrevidas y engañosas de la historia, utilizando todo lo que tenían a su alcance para obtener información y arriesgándolo todo por una causa -o causas- en la que creían.

Descubra sus verdaderas vidas detrás de los expedientes censurados, desde el desastroso intento de espionaje de Mata Hari hasta el desafío de Noor Inayat Kahn bajo tortura, y el enigmático papel de Vera Eriksen en la Inteligencia Británica. Cada una de estas agentes femeninas debería ser sacada de las sombras del tiempo, sus misiones analizadas y sus habilidades de observación, engaño e inteligencia aplaudidas.

Personajes famosos de espías

En la antigua Roma, los exploradores militares de paisano conocidos como “especuladores” se infiltraban en los territorios enemigos para recabar información. Y en la Inglaterra de los Tudor, los “maestros espías” de élite utilizaban redes de informadores para defender los intereses de la corona.

Te puede interesar  ¿Qué pidió Alejandro Magno antes de morir?

El espionaje adquirió una nueva urgencia en el siglo XX, ya que las tecnologías emergentes y los conflictos mundiales propiciaron la aparición de nuevas redes de espionaje complejas y de influencia mundial. Las organizaciones de inteligencia, a lo largo de la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría, desplegaron agentes secretos de élite para recopilar información y, en última instancia, obtener la ventaja.

A pesar de su nombre orwelliano, el Ministerio de Información no era algo sacado de una novela distópica, sino un departamento gubernamental que desempeñó un papel vital en la Segunda Guerra Mundial. Con los llamados Snoopers (fisgones) que escuchaban las conversaciones en los bares, los espías que espiaban en las paradas de autobús y la censura del gobierno, el Ministerio de Información era responsable de recopilar información sobre la moral pública y de ayudar a garantizar que ninguna información militar importante cayera en manos equivocadas. Escuchar