¿Cuántos kilómetros tiene la Ruta del Agua de Guillena?

¿Cuántos kilómetros tiene la Ruta del Agua de Guillena?

La ruta de Andalucía

A partir de aquí, verá muchas fincas ganaderas con encinas y alcornoques. Las señales le llevarán al final de esta etapa, pero antes pasará por el Hotel Castillo Blanco, junto a la carretera que da acceso al pueblo.

Los datos históricos de la época romana son muy importantes aquí, ya que se han descubierto algunos restos interesantes. La calzada natural de esta zona era ideal para la comunicación con la vía romana, ya que pasaba por aquí siguiendo el itinerario de Antonino, que fue modificado por el emperador Adriano en el siglo II. Esta ruta está bien documentada también durante la Edad Media, siguiendo el curso del río Viar.

Mapa turístico de Andalucía

Para los que disfrutan de unas vacaciones activas, tenemos muchas sugerencias en Guillena. Utilice nuestra guía de viaje como fuente de inspiración para planificar su próxima aventura y navegue por las descripciones y detalles de las rutas de senderismo más bonitas.

España: Camino de Santiago: Vía de la Plata: Etapa 01: Sevilla-Guillena[ cami caminho cammino chemin compostela de itineraire jacob jacobsweg jacques james james’ jaume sant Santiago st ste saint san-jacques st-jacques path pilgrim’s pilgrims route via voie way of weg ]

España: Camino de Santiago: Camino Vía de la Plata: Etapa 02: Guillena-Castilblanco de los Arroyos[ cami caminho cammino chemin compostela de itineraire jacob jacobsweg jacques james’ jaume sant Santiago st ste saint saint-jacques st-jacques path route via voie way of weg ]

Te puede interesar  ¿Cuál es el idioma oficial de Malta?

Caminando por Andalucía

Sevilla no es uno de los puntos de partida más habituales para realizar el Camino de Santiago, pero sí uno de los más atractivos, por la interesantísima geografía que recorre el peregrino hasta Santiago.

En Sevilla nace la Vía de la Plata, una de las rutas más largas, singulares y tradicionales de todas las que atraviesan la Península; esta ruta cruza el país de sur a noroeste, atravesando Andalucía, Extremadura, Castilla y León y Galicia hasta llegar a Santiago de Compostela. Esto contrasta con la gran mayoría de las otras rutas jacobeas, que discurren por el norte de España.

La Vía de la Plata -la ruta que parte de Sevilla como uno de sus puntos de partida- es un recorrido único que atraviesa la península de sur a noroeste, pasando por algunas ciudades monumentales que hay que conocer, como Sevilla, Mérida, Salamanca o Astorga

Es una ruta exigente, con algunas de las etapas más largas de todo el Camino de Santiago y lo es aún más cuando las temperaturas suben hacia el inicio del verano. Es una ruta que discurre en gran parte por tramos de llanura, con una sombra casi inexistente; por ello, es mejor viajar en primavera u otoño, cuando las temperaturas son más suaves y el sol aprieta menos. Cada temporada, unos 4.000 peregrinos suelen elegir esta ruta jacobea: muchos parten de Mérida, aunque muchos de los que disponen de más tiempo comienzan en la capital andaluza.

Paseos cerca de sotogrande

El Camino de la Plata es la ruta más larga del Camino de Santiago. Hay que recorrer 38 etapas para superar el reto. Recorra la histórica Vía de la Plata creada por los romanos para ascender a Galicia, y descubra la magia del Camino de Santiago.

Te puede interesar  ¿Cómo bajar a la playa de Maro?

La Vía de la Plata te da la oportunidad de recorrer la Península de sur a norte, pasando por algunos de los lugares más bellos de España. Ciudades como Sevilla, Zafra, Mérida, Cáceres, Salamanca, Zamora o Astorga son algunos de los lugares que descubrirás en este maravilloso camino.

La Vía de la Plata ya era una calzada romana que se utilizaba por motivos comerciales para conectar Mérida con Astorga. Como atravesaba buena parte de Hispania, de sur a norte, no es de extrañar que los antiguos peregrinos la utilizaran para llegar a Santiago. Históricamente, la Vía de la Plata comenzó en Mérida. Fue más tarde cuando se extendió hasta Sevilla. Sólo más tarde, la Vía de la Plata cambió su punto de partida, de Mérida a Sevilla, tras la cristianización de los territorios mozárabes.