¿Qué ver en la zona de Orbaneja del Castillo?

¿Qué ver en la zona de Orbaneja del Castillo?

Arte rupestre del Paleolítico en el norte de España(1) Cueva de El Castillo

Un pequeño pueblo situado en la provincia de Burgos con apenas 50 ciudadanos.Es uno de los lugares más bellos de Burgos. Los visitantes escuchan el sonido de la cascada de fondo en su visita, ya que se encuentra en el centro del pueblo y es la protagonista indiscutible del desarrollo urbano.Las aguas cristalinas brotan de la Cueva de Agua, una caverna que se abre en el acantilado rocoso que preside la localidad y la divide en dos partes: pueblo y ciudad. Esta cueva, que forma parte del interesante complejo de Orbaneja, es la salida natural del sistema de aguas subterráneas de la zona.

Precioso pueblo burgalés, conocido por su increíble cascada, sobre todo en invierno, en la que también se puede visitar una cueva. Los alrededores también son bonitos de visitar, con Covanera, el pozo azul, el cañón del río Ebro…

Estuvimos allí hace tres veranos y por casualidad. Nos encantó. Seguimos un camino y sólo estuvimos una noche.Nos alojamos en la Casa Rural y la gente que la regenta fue genial. Tenemos que volver y pasar más tiempo allí, un día no fue suficiente. Se pueden hacer excursiones, hay unas vistas increíbles. Subimos a la montaña hasta la cima. Las vistas eran increíbles, ya que limita con el pueblo.

Orbaneja del castillo Burgos España مناظر خلابة من إسبانيا

Desde Orbaneja del Castillo (660 m), pasado el puente sobre el Ebro, el Camino Natural se dirige por la margen derecha, entre el río y los acantilados rocosos del Cañón del Ebro, a través de bosques de encinas y quejigos, con Orbaneja a la izquierda, junto a la carretera. Tras bordear los imponentes acantilados rocosos de El Castillo y Arroyón, el río Ebro serpentea por una zona de cría de especies protegidas, como buitres, halcones peregrinos, águilas reales…

Te puede interesar  ¿Qué significa comarcas de la Serranía?

Un puente se levanta sobre una pronunciada curva (junto a la cual se encuentra la Fuente de la Torre, una fuente de aguas calcáreas y medicinales), desde donde la ruta llega a Escalada. El pueblo está protegido por los acantilados de Aidal y Espeluca. Destacan su iglesia románica del siglo XII, con una hermosa fachada de doce jambas y arquivoltas talladas, el palacio de Gallo, del siglo XVII, y su singular tejido urbano de estilo montañés.

Unos 200 m antes de llegar a la central eléctrica, el camino cruza una pasarela hacia la orilla derecha. La ruta se dirige hacia el suroeste, entre quejigos, hayas, abedules y vegetación de ribera, bordeando acantilados y cascadas hasta el lugar donde el Rudrón se une al Ebro. Desde aquí, continúa hacia Valdelateja, una aldea con una iglesia románica, modelo de conservación de edificios de piedra (15,4 km, 3 h 50 min). En las cercanías hay un balneario, una casa de baños del siglo XIX convertida en posada turística.

Hotel Marques de Riscal Elciego España

La localidad de Orbaneja del Castillo está considerada como Conjunto Histórico desde 1993. Entre sus estrechas y empinadas calles, existe una rica arquitectura popular de estilo montañés, de la que destaca la casa de los Perros, del siglo XIV, llamada así por los siete canecillos románicos reutilizados en su alero; sobre un espigón rocoso, a los pies de la fuente, en la Plaza Mayor, se encuentra una casa fuerte que pudo pertenecer a los marqueses de Aguilar. La Casa de los Pobres, antiguo hospital del siglo XVI, tiene un hermoso pórtico de madera y un elegante entramado de piedra toba. Estuvo en funcionamiento hasta el siglo XIX y fue administrada por una familia que daba alojamiento y comida a los caminantes. La iglesia parroquial es de origen románico aunque ha sufrido numerosas reformas.

Te puede interesar  ¿Cuál es la capital de Gran Canaria?

Pero si algo caracteriza a Orbaneja del Castillo es su paisaje kárstico modelado por el agua, por lo que no es de extrañar que el espacio más amplio, dentro del núcleo, corresponda a la desembocadura de la Cueva del Agua convirtiéndola en la protagonista casi absoluta del entorno, desde ella parte un arroyo que atraviesa el pueblo para luego precipitarse en espectaculares cascadas escalonadas hacia el Ebro que discurre junto a él encajado por su propio cañón. Desde el pueblo se puede subir por un empinado sendero para llegar a una cornisa natural desde la que admirar el gran paisaje del cañón del Ebro, en este acantilado calcáreo de rocas con formas fantásticas quizás el ojo del visitante busque y encuentre la silueta de África. La cueva del Agua se puede visitar con guía durante el verano y los fines de semana para ello hay que llamar al teléfono 947 150 103 de la oficina de turismo de Sedano. La combinación de estos bellos parajes naturales y el sabor popular de Orbaneja del Castillo lo han convertido en un enclave pintoresco.

PiCOS DE EUROPA: Los más bonitos del norte de España

A veces, sobre todo en fechas señaladas como fin de semana largo o Semana Santa, es realmente complicado visitar Orbaneja del Castillo, debido a la gran cantidad de gente y coches que acuden. Apenas hay sitio para aparcar y si lo consigues, está muy lejos del pueblo. Así que os propongo una alternativa, que implica caminar un poco, pero que merece la pena por las vistas y el paisaje que se recorre.

Te puede interesar  ¿Qué otro nombre tiene grosella?

Parece fácil. Un espantoso silo para almacenar la sal, nos dará la bienvenida, junto a una antigua venta. Ahí comienza el camino, pertenece a la gran ruta del Ebro, caminos naturales GR 99. Tan solo 2,2 km. que nos llevarán al precioso pueblo de Orbaneja del Castillo.

Iniciando la ruta nos encontraremos con lo que supongo es una lápida de tres jóvenes que murieron en los duros enfrentamientos de la guerra civil que tuvieron lugar en estos lugares. Digo supongo, porque no he encontrado más información al respecto, que la propia inscripción con los nombres y la fecha.

A ambos lados veremos construcciones circulares totalmente de piedra, llamadas chozos, que los vecinos de Orbaneja utilizaban como refugio cuando trabajaban en las duras tierras de la parte alta y otras plazas donde metían el ganado.