¿Quién fue el primer rey del Reino de Valencia?

¿Quién fue el primer rey del Reino de Valencia?

Corona de Aragón

La Monarquía, en sus diferentes concepciones y modalidades, ha sido la forma de gobierno predominante o la institución que ha ostentado el máximo poder político en España y sus territorios adyacentes a lo largo de la historia. De ahí que la historia política e institucional de España, como la de otros países europeos, sea, en parte, la historia de su Monarquía y de sus reyes y reinas.

El colapso del Reino hispano-godo, debido a sus conflictos internos y a la conquista musulmana, dio lugar al proceso conocido convencional e históricamente como la Reconquista. Varios núcleos cristianos del norte peninsular, especialmente en Asturias, fundaron reinos y gobernaron monárquicamente espacios que, paulatinamente y sin tregua, fueron recuperando la península, siendo su mascarón de proa el extinto Reino Hispano-Godo y su objeto su plena restauración en el poder.

Asturias, Galicia, León, Castilla y Navarra, Aragón y los condados catalanes consolidaron sus tierras originales y ampliaron sus territorios, impulsando también la creación de nuevos reinos en las regiones adyacentes. Así, en la península y en las islas se fundaron otros reinos, como el de Portugal, el de Valencia y el de Mallorca. En esos siglos, la parte de la península conocida como al-Andalus fue gobernada monárquicamente, al igual que los territorios cristianos, formando en las distintas épocas el Emirato y Califato de Córdoba y, posteriormente, las Taifas.

Corona de Castilla

La Constitución española de 1978 restableció[1][nota 1] una monarquía constitucional como forma de gobierno para España tras el fin del régimen franquista y la restauración de la democracia en 1977. La Constitución de 1978 afirmó el papel del Rey de España como personificación viva y encarnación del Estado español y símbolo de la unidad y permanencia perdurable de España, además de ser investido como “árbitro y moderador” de las instituciones del Estado español[2][4] Constitucionalmente, el rey es el jefe del Estado y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas españolas. [2] [4] La Constitución codifica el uso de los estilos y títulos reales, las Prerrogativas Reales, la sucesión hereditaria a la corona, las indemnizaciones y la contingencia de la regencia-tutela en casos de minoría de edad o incapacidad del monarca. [Según la Constitución, el monarca tiene también la función de promover las relaciones con las “naciones de su comunidad histórica”[2][4] El Rey de España es el presidente de la Organización de Estados Iberoamericanos, que supuestamente representa a más de 700.000.000 de personas de veinticuatro naciones miembros en todo el mundo[5][6].

Te puede interesar  ¿Cuándo empezó la monarquía?

Historia de España

La Fitna de al-Andalus (1009 – 1031 d.C. – tratada en el último artículo) supuso la ruptura del califato unido de Córdoba en reinos musulmanes independientes llamados taifas. En la Península Ibérica, treinta y tres taifas se condensaron a partir de la sopa anárquica, cada una compitiendo con la siguiente por el territorio, la riqueza y el poder y, en muchos casos, sufriendo luchas intestinas dentro de la propia taifa.

El legado de las PariasEl concepto de pagar una cuota para evitar la agresión se formalizó en las parias. Las parias fueron idea de los reyes cristianos y les permitían cobrar tributos a las taifas musulmanas de al-Andalus. El pago de las parias cesó durante el siglo XIII. Sin embargo, el concepto perduró y fue adoptado por las distintas pachás del norte de África desde el siglo XVI hasta principios del XIX. Los pashas daban cobijo a los barcos de los piratas berberiscos. A cambio, los piratas pagaban a los pashas un porcentaje de su botín. Un simple impuesto a cambio de protección. Sin embargo, los pashas dieron un paso más y cobraron directamente a las naciones marítimas, como Francia e Inglaterra, a cambio del paso seguro de sus buques mercantes por el Mediterráneo occidental. Esta práctica llegó a su fin cuando los esfuerzos combinados de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido acabaron con el azote de los piratas berberiscos en la década de 1830.

Reino mallorquín

Este artículo no cita ninguna fuente. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Lista de monarcas valencianos” – noticias – periódicos – libros – académico – JSTOR (agosto de 2012) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Te puede interesar  ¿Que les encargo Jesús a sus apóstoles en la última cena?

Durante la mayor parte de la Edad Media, Valencia fue una parte constituyente de entidades políticas más amplias. Desde la conquista musulmana de la Península Ibérica, Valencia estuvo controlada por el Califato Omeya de Damasco y el Emirato/Califato de Córdoba. Tras la caída de este último, Valencia se convirtió en la sede de un estado de taifas gobernado por una sucesión de dinastías locales desde 1010 hasta que fue conquistada por Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid, en 1095. Éste gobernó hasta su muerte, cuando su viuda juró fidelidad a Castilla, pero fue expulsado en 1102 y Valencia volvió a caer bajo el control de un califato musulmán.

De nuevo, en la década de 1140, el colapso del califato propició el regreso del gobierno local, pero tras cuatro cambios de liderazgo en dos años cayó bajo el control de la vecina Murcia, y más tarde del califato almohade. Una tercera vez, en 1229, Valencia vivió casi una década de gobierno local antes de ser conquistada por Aragón en 1237. Valencia se reorganizó en un “Reino de Valencia” administrativo dentro de la Corona de Aragón, regido por gobernadores nombrados por el monarca aragonés. Este arreglo continuó hasta la creación formal de la Corona de España y la abolición de los anteriores reinos administrativos mediante los Decretos de Nueva Planta en 1714.